Tras el salvado de avena, aquí os presentamos el segundo alimento que entra en la vitrina de los alimentos base del Método Dukan; konjac y salvado de avena: los dos únicos alimentos que pueden definirse por su acción adelgazante.

Konjac… pero eso, ¿qué es?

El Konjac es una raíz muy utilizada en la alimentación tradicional japonesa desde hace más de 2000 años bajo su forma original o como producto transformado. Esta planta se asemeja a una gran remolacha, pudiendo llegar a pesar hasta 4 kilos. Cultivada como cualquier otra verdura en Indonesia y en Japón, el Konjac crece en zonas montañosas de altitud, donde el aire y el sol están vírgenes de toda polución.

Desconocido en occidente, en Asia es un alimento tan popular como el arroz. En Corea del Sur, los bulbos son comúnmente consumidos de la misma forma que nosotros consumimos patatas (cocidos y como acompañamiento) y en Japón se preparan en forma de tortitas, bollos e incluso fideos de « konnyaku », también llamados « shirataki » que se encuentran en supermercados locales.

El proceso de fabricación

Con el objeto de conservar la calidad del producto, la planta se recolecta y sus tubérculos, se lavan y se pelan con sumo cuidado para mantener la frescura. En un primer momento, los tubérculos se cuecen, se secan y se convierten, una vez triturados, en una harina alimentaria. De este modo, entran en la preparación de numerosos platos; uno de ellos llamó especialmente la atención del Doctor Dukan: los fideos o Shirataki de Konjac. Con la ayuda de productores japoneses y chinos, estos fideos asiáticos han sido transformados en pasta alimenticia.

Estos espaguetis son, en todos los sentidos, similares a las pastas italianas clásicas pero cuentan con dos particularidades a tener muy en cuenta por aquellos que intentan cuidar su línea:

1) Son 0% calóricos 2) Generan una agradable y duradera sensación de saciedad

Los beneficios del Konjac

En las costumbres asiáticas, la harina de konjac es en primer lugar un ingrediente culinario que se emplea desde tiempos inmemoriales. En estos países, los beneficios para la salud de las fibras que forman el Konjac son conocidos desde entonces. El Konjac pertenece a la familia de las fibras solubles como el salvado de avena. Esto hace de ello un alimento muy absorbente, que reduce el colesterol y que facilita el tránsito intestinal.

Su utilización

Más allá de su acción beneficiosa para nuestra salud, el Konjac entra en la categoría de los productos dotados por la mágica mención de « A voluntad » en el marco de la dieta Dukan®. Gracias a la simplicidad en su utilización, hace de él un ingrediente indispensable que tendrá un lugar privilegiado en tu cocina.

Bajo forma de pasta, los Shirataki de Konjac tienen una textura agradable en boca y una consistencia resistente « al dente ».

Fáciles de preparar y sin gusto particular, toman rápidamente el sabor de la salsa o de la preparación que acompañen. La preparación más habitual en la dieta Dukan® es Shirataki a la Boloñesa, con carne de ternera picada y salsa de tomate casera (recuerda, sin azúcares ni aceites).

Los Shirataki en el Método Dukan

Los Shirataki pueden consumirse desde la fase de Ataque del método Dukan, reduciendo la cantidad de la salsa de tomate y conservando la cantidad de carne picada. En fase de Crucero, se pueden añadir toda clase de verduritas, como berenjenas, calabacines, pimientos… En fase de Consolidación, un toque de queso parmesano recién rallado hará los placeres de cualquier gourmet que se precie. En fase de Estabilización, degústalos con cualquier preparación.

Deja volar tu imaginación y varía tus platos tanto como quieras. Los fideos Shirataki son ¡a voluntad!

¿Dónde conseguirlos?

Les Shiratakis o fideos de Konjac hacen su entrada entre los alimentos básicos Dukan a través de nuestra tienda online. Será accesible para todos los bolsillos y a todas las preferencias, ya que estarán accesibles próximamente en gran distribución.

¿Cómo prepararlos?

Deliciosos, los Shiratakis de Konjac casan con cualquier salsa. Tras enjuagarlos ligeramente con agua, deshaz los nidos tirando de los bordes. Se preparan pasándolas un minuto en agua hirviendo con un pellizco de sal, o directamente en la salsa confeccionada.

Encontrarás deliciosas recetas en el Libro de recetas del coaching de la Dieta Dukan.