Hola,

Aunque sea muy breve, esta primera fase es muy eficaz. Es el detonante indispensable que te dará el impulso necesario y te permitirá pasar a velocidad de crucero.

Para ello, el ataque debe realizarse sin fallos. Cualquier desliz echaría por tierra sus efectos y te obligaría a volver a empezar. Cuando estes inscrito en el coaching, deberás acudir diariamente a tu piso de adelgazamiento y rellenar tu informe para hacerme saber tus progresos.

Durante esta fase, podrás acceder libremente en la cantidad que desees, a la hora del día que sea y mezclándolos a tu antojo a 8 categorías de alimentos. Para que quede del todo claro: todo lo que encontrarás en la siguiente lista es para ti y totalmente para ti. Todo lo que no conste ahí no es para ti.

Las carnes magras: ternera, caballo, buey, excepto el entrecot y la chuleta de buey. Preparación: asado o a la parrilla, sin materia grasa.
Todos los pescados sin excepción:grasos, blancos, azules, ahumados o de lata al natural.
Todos los mariscos y crustáceos.
Todas las aves de corral pero sin la piel, con la excepción del pato.
El jamón magro: lonchas de pavo, pollo o cerdo sin grasa ni corteza.
Los huevos: solo una excepción, si tienes colesterol, no más de 3 huevos enteros a la semana.
Los lácteos desnatados: yogures, quesos frescos batidos y requesones con 0 % de M.G.
El agua de mineralización débil: mi recomendación es de 1,5 litro diario.
Los aditivos: café, té, tisanas diversas, vinagre, hierbas aromáticas, especias, pepinillos sin azúcar, limón (como aliño, pero no como bebida), sal y mostaza sin excesos.
El salvado de avena: 1.5 cucharadas al día.

No ingieras nada que no esté en esta lista.
Olvídate de los alimentos prohibidos por ahora y recuerda que los recuperarás dentro de poco.

Buena suerte!